Yo opino…

– Mi opinión en más de 140 caracteres. –
Browsing YO

YO MISMO

agosto12

Si tuviera que enumerar mis intereses laborales, partiría por señalar que siempre estoy buscando algo relacionado con mi experiencia y conocimientos y ojalá con arte e informática.

Mi padre, un artesano calador, varias veces fue tachado de artista por su clientela, y en particular él tenía debilidad por el arte oriental. En la familia hay escritores y músicos. Y luego estoy yo, que me gusta el arte un poco más que aquellos que me rodean, pero definitivamente no tanto como pasarme en museos o exposiciones, o de ponerme a pintar (porque ya probé y soy pésimo 😛), pero me gusta ver obras de arte, sobre todo esculturas y tengo debilidad por la arquitectura. Hace años saqué muchas fotos a propiedades antiguas con las que me cruzaba en la calle y hoy sigo y colecciono sitios web del tema, como plataformaurbana.cl o archdaily.cl.

Y dentro de mi gusto por la informática, ciertamente que cualquier trabajo que sea sentado frente a una computadora es de mi gusto. He trabajado de digitador, de telefonista y de locutor para radio taxis, he fabricado muchos sitios web, he arreglado muchos computadores, he dado manutención a servidores con Asterisk (telefonía IP), he creado y mantenido amplias bases de datos de hoteles en Santiago y he creado mapas de acceso público y con la ubicación y recuento de tags de las autopistas concesionadas de todo Chile.

Mi experiencia en el rubro de radio taxis es completa: partí de telefonista, pasando por locutor, supervisor suplente, administrativo, socio, encargado de dar charlas a los clientes, soporte informático (mantención y reparación), prueba e instalación de programas, soporte a clientes, generación de manuales, capacitación ofimática, diseño de presentaciones y vídeos, etcétera.

Soy un amante de la tecnología y un geek, sin dinero 😀, pero un geek al fin y al cabo y así como me gusta la tecnología me gusta implementarla y mejorar los servicios. La modernización nunca se detiene, y de detenerse se arriesga de sufrir la «paradoja del éxito«, que no es otra cosa que quedarse dormido sobre los laureles pensado que la pega ya se hizo, y que como ya se hizo ya se terminó. Constantemente leo sobre tecnología (tengo cuenta en varios sitios que la difunden), tengo pagados varios cursos ad-hoc en diferentes plataformas de internet, quiero saber más de Visual Basic, de Access, de IA, de diseño, de fotografía, etc.

Mi lema es: «Modernizarse sale caro, aunque sale mucho más caro quedar obsoleto frente a competidores que si lo hagan«.

Ricardo González

posted under YO | No Comments »

UNA RENUNCIA (POR DECEPCIÓN) ANUNCIADA

agosto10

Mi renuncia a mi último (y nuevamente actual) trabajo, en el 2023, fue producto de tres temas:

1°- Salud
Me atropellaron en Abril del 2023 y estuve con licencia, licencia que se acabó, aún cuando yo no estaba en condiciones de volver, por mis dolores. En mi molestia opté por seguir en reposo y dejar que me despidieran por no asistencia. Por suerte algo de ahorros habían en ese momento.


2°- Monetario
Este rubro nunca ha pagado buenos sueldos ni menos los mantiene estandarizados, a igual cargo hay diferentes sueldos, dependiendo, supongo, del humor de los jefes en el momento de la contratación y a la probable urgencia del momento para encontrar a alguien para el puesto. El caso es que los sueldos alcanzaban hasta antes de la pandemia, pero todo subió.

Si ven mi curriculum pongo que yo estudié administración de Pymes por allá por los 90′. Yo en esa época tenía un taller (precario, pero mio 😉) con 5 empleados y también talleres externos que producían para mí. Económicamente estaba bien, pero llegó Aylwin, se abrieron los mercados y llegó mercadería extranjera que, puesta en Chile, costaba menos que el material base para confeccionar la prenda, y sin contar los demás gastos como los sueldos, la amortización, etc. Rápidamente tomé un curso y aprendí dos cosas importantísimas: primero que había que cerrar el negocio a la brevedad, para así tener la oportunidad de deshacerme a buen precio de la maquinaria (fue una sabia decisión); y segundo aprendí a llevar las cuentas en un flujo de caja, separando los dineros de la empresa de mi propio sueldo, algo tan básico y necesario pero tan desconocido en muchos de quienes empezamos un negocio.

El caso es que tras quebrar mi taller, ese flujo de caja lo he seguido llevando, pero para mi vida privada (y ya llevó 30 años haciéndolo a diario), primero en papel y ahora en un programa que me fabriqué para ello, así sé cuanto dinero tengo en cada cuenta, cuanto puedo gastar, etc. Me ordenó la vida. Y cuando vi que un panel de madera en Masisa que costaba antes de la pandemia 23.500 pesos y ahora cobraban 38.500 y notando que ya todo había subido, fui entonces a mis archivos y revisé cuanto gastaba en alimentación antes de la pandemia y lo comparé con cuanto gastaba ahora. Y me sorprendió. Yo, que vivo sólo, antes gastaba un promedio de 107.000 pesos mensuales sólo en alimentación, y ahora, sin cambiar la dieta, estoy gastando 210.000 pesos cada mes. Casi un 100 por ciento más. El sueldo ya no alcanza, todo subió, alimentación, combustible, arriendo… TODO.

Y bueno, ya no estamos con Covid, que fue la excusa para subir precios, y la madera de Masisa tampoco la traen de Ucrania… pero dejaré esto hasta aquí, no voy a introducirme en temas de política en este blog.

2°- Decepción
El tercer problema que me ha hecho renunciar es decepción, decepción con la empresa y conmigo mismo. Conmigo mismo porque llevo años haciendo páginas web y arreglando computadores para rellenar el sueldo, pero a la vez regalando esos mismos conocimientos en este rubro de los radio taxis.

Y decepcionado con el radio taxi en que estaba: En dos años probamos cinco programas de gestión de flota: uno de cuyo nombre ni me acuerdo, otro llamado «Aqui Voy» (que desde que lo conocí la primera vez sigue siendo un desastre, y además caro), «TaxiCaller» (con excelente soporte y muy completo), «Autocab» (por lejos el más robusto y completo de todo programa que yo haya conocido hasta hoy) y «Nexo«, (que nace de «SmartTaxi«, chileno, muy rápido y bastante completo).

(Autocab me ha ofrecido en tres oportunidades trabajo, gracias a mis conocimientos, pero lo he desechado por temas que no van al caso señalar aquí)

En el sólo caso de Autocab, lo estuvimos practicando durante 6 meses, sí, ¡SEIS MESES!, para que al final le diéramos la misma respuesta que a todos los anteriores programas: «No lo vamos a implementar, no nos sirve«

Las excusas para decir que «no nos gustó» fueron del tipo: «La facturación es más complicada», «El programa que usamos tiene tal columna y Autocab no«, etc. El caso es que el programa sí sirve, por algo se usa en muchos radio taxis, y es tan completo que era un absurdo que, a igual costo, prefiriésemos no cambiarnos. El problema de fondo fue que los jefes no entendieran de que un programa nuevo no tiene por qué ser igual al anterior, si quieren que sea igual al anterior, entonces quédense con el anterior. A la hora de buscar un programa nuevo es de perogrullo entender que no será igual, por lo que se debe poner en una balanza los pro y los contra, y asumir que habrá sacrificios en alguna parte, pero que los beneficios totales son lo que hacen que valga la pena.

Al final optamos por sólo implementar un upgrade del programa que ya usábamos (Nexo), pero volvió a pasar lo mismo, el programa era el mismo e igual a lo que ya usábamos, pero aparecieron: «Le falta una columna«, «Le faltan filas«, «La letra es muy pequeña«… excusas, que yo las interpreté como un simple: «jefe, no nos haga cambios, estamos acostumbrados al programa antiguo, no nos complique la vida«. Y lo digo con conocimiento porque sin la columna que señalaban igual se podía trabajar, las filas que faltaban estaban en la página siguiente, el tamaño de la letra se agrandaba apretando una tecla… 😒

Y cuando expliqué a la jefatura la lectura que yo estaba haciendo en las negativas, pues no encontraron mejor idea que volver a preguntar que otras cosas querían que se cambiasen al upgrade del programa (si pudiera insertaría un face palm aquí). Cierro contando que este mismo problema lo han tenido otros radio taxis y que la solución instantánea que encontró uno de ellos fue despedir a todos y contratar gente joven, gente joven que se maneja en computación porque se enseña en los colegios desde la década de los 90. Y problema solucionado.

En mi siguiente publicación hablaré del tema de la edad y su directa relación con el tema de implementar cambios que son necesarios. Les enseñaré, con ejemplos reales, que lo que digo es un problema también real.

ACTUALIZACIÓN

A finales del 2023 volví al radio taxi AlMinuto (Santiago de Chile), con otro cargo y he logrado de que entiendan de donde venía mi molestia, que cosas hay que atacar y solucionar, que cosas deben importarnos, como por ejemplo capacitar al personal en ofimática y a la vez mejorar algunos desórdenes administrativos.

Ahora vamos fuerte consolidando el programa de Gestión de Pedidos a nuestras necesidades, la capacitación al personal comenzará en Julio o Agosto (cuando yo tenga listo el temario), se ha logrado ordenar el flujo de información interno (que era un desastre cuando llegué), se están implementando políticas menos laxas en temas de administración y control de los conductores (con mis manuales y supervisión y algunas nuevas ideas y/o rescatando e implementado normas antiguas), también tenemos ahora un área que nadie tiene y en la que doy soporte al cliente, incentivando y enseñando online la APP más la Plataforma Web y estoy fabricando las presentaciones y vídeos de la siguiente etapa de todo esto, que es la captación de clientes.

Y nada, al fin me siento más conforme, llevando las riendas para avanzar, sino al éxito, al menos enfocado en competir con los demás radio taxis y en no morir por obsolescencia.

Ricardo González

posted under TECNOLOGÍA, YO | No Comments »

Hola Gente!

septiembre14

Hola, bienvenidos a leer mis post que no caben en Twitter.

Empecemos!

Ricardo González

posted under YO | No Comments »